Divorcio con hijos

Divorcio con hijos: todo lo que necesitas saber

El divorcio es una situación difícil para cualquier pareja, pero la presencia de hijos lo convierte en un proceso aún más complejo. En este artículo te brindamos todo lo que necesitas saber, desde los trámites legales, hasta cómo gestionar un divorcio con hijos y vivienda. ¡Sigue Leyendo!

¿Qué caracteriza el divorcio con hijos?

El divorcio es la disolución legal de un matrimonio, en el que se rompen los vínculos legales y afectivos entre los cónyuges, es decir ponen fin a la relación conyugal. En el caso del divorcio con hijos, se toman en cuenta aspectos adicionales relacionados con la custodia, visitas y manutención de los hijos.

Los divorcios cuando hay hijos menores deben realizarse por la vía judicial en todos los casos. En un proceso de divorcio con hijos menores, necesariamente debe estar implicado un Juez y además debe intervenir el Ministerio Fiscal, como encargado de velar exclusivamente por el interés de los menores. El proceso relacionado con los menores se realiza de manera privada y confidencial.

Durante el divorcio se redactará y presentará el Convenio regulador, un documento que recoge los acuerdos alcanzados en las siguientes cuestiones:

  • Tipo de guarda y custodia de los hijos. El cuidado de los hijos se podrá atribuir a uno solo de los progenitores (custodia monoparental) o a ambos (custodia compartida). Será compartida cuando así lo soliciten en el convenio regulador o lleguen a dicho acuerdo en el procedimiento.

  • Régimen de comunicación y estancia del progenitor que no tenga la guarda y custodia, en caso de que la custodia sea monoparental.

  • En su caso, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con los abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos.

  • Atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.

  • La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso.

  • La liquidación del régimen económico del matrimonio, cuando proceda.

  • La pensión compensatoria que uno de los cónyuges haya de satisfacer al otro por el desequilibrio económico que le ocasione el divorcio.

Además, el convenio de divorcio puede incluir todos los pactos que los cónyuges consideren oportunos para regular la relación posterior al divorcio, y particularmente en lo referente a elementos patrimoniales, relación con los hijos, o incluso custodia de las mascotas. Si estás pensando en separarte, en nuestro post Me voy a separar ¿Qué derechos y obligaciones tengo? puedes encontrar información interesante.

¿Cómo gestionar un divorcio con hijos?

Si estás en proceso de divorcio y tienes hijos, es fundamental que te informes adecuadamente sobre los aspectos legales y el proceso a seguir. El divorcio con hijos, puede resolverse de dos formas:

- a través del divorcio de mutuo acuerdo, que es el más conveniente para ambas partes y rápido

- o del divorcio contencioso, que es cuando no existe acuerdo entre las partes y será un juez el que decida sobre esas medidas.

A continuación, detallamos en profundidad cada proceso;

1. Divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo ocurre cuando la dos partes llegan a un consenso sobre la separación. En estos casos ambos entienden que es la mejor manera de ponerle fin al matrimonio sin perjudicarse mutuamente y haciendo más llevadero el proceso. El divorcio de mutuo acuerdo es la vía más rápida y viable para el cese legal del matrimonio, así como de sus efectos, puesto que se lleva a cabo de forma amistosa. Aunque no hace falta alegar una causa para tramitar el divorcio, sí es necesario adjuntar una propuesta de convenio regulador con respecto a los hijos y el reparto de bienes.

Para iniciar un proceso de divorcio de mutuo acuerdo con hijos y bienes en común, los cónyuges deben presentar la demanda conforme a lo establecido en el artículo 777 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) y llevar a cabo un procedimiento judicial.

Si existe un embarazo, hijos menores o dependientes de los padres, los futuros ex cónyuges deben acudir al Juzgado para tramitar su divorcio. Además, requiere la presentación de un convenio regulador en el que manifiesten su acuerdo en una serie de cláusulas.

¿Qué requisitos se necesitan para tramitar un divorcio de mutuo acuerdo?

Para que el divorcio de mutuo acuerdo puede tramitarse deben darse una serie de requisitos:

  • Haberse casado legalmente.

  • Tener como mínimo tres meses de matrimonio.

  • Estar de acuerdo en la disolución del vínculo matrimonial.

  • Estar dispuestos a presentar un convenio regulador.

Para iniciar el proceso de divorcio de mutuo acuerdo con hijos y bienes en común, las partes interesadas deben adjuntar los siguientes documentos:

  • Certificaciones literales del matrimonio.

  • Certificaciones del nacimiento de los hijos.

  • Certificado de empadronamiento, aunque no siempre se solicita.

  • Escrituras o documentos de propiedad, tanto de bienes muebles como inmuebles.

  • El convenio regulador en el cual se presentan las regulaciones estipuladas con respecto a las medidas que regirán la disolución del matrimonio. Incluyendo, entre otras, las referidas al tipo de custodia pactada para los hijos menores.

Según cada caso, existe la posibilidad de que se requieran otros documentos distintos adicionales.

2. Divorcio contencioso

Si no es posible llegar a un acuerdo amistoso, se puede optar por el divorcio contencioso. Sin embargo, este tipo de proceso puede resultar más largo y costoso, y puede generar un ambiente tenso y hostil entre los excónyuges.

Como nombramos anteriormente cuando no existe acuerdo entre las partes, el divorcio se resolverá de forma contenciosa, y será el Juez el que decida el contenido de las medidas. En este caso, el Juez basándose en las manifestaciones y pruebas que aporten las partes deberá decidir qué medidas adoptar:

  • Decidirá a qué progenitor le otorga la guarda y custodia, o si ésta será ejercida por ambos progenitores.

  • Qué cuantía fijar en concepto de pensión de alimentos.

  • Quién tendrá atribuido el uso del domicilio familiar.

  • Si procede o no la pensión compensatoria.

Divorcio con hijos y sin hijos

 

¿Cuál es el procedimiento de divorcio contencioso con hijos?

El procedimiento de divorcio contencioso se regula en los artículos 769 y 770 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. En este proceso, se deberán presentar pruebas y alegaciones para defender los intereses de cada parte. Es importante tener en cuenta que, en este caso, los hijos podrán ser llamados a declarar cuando tengan menos de doce años, debiendo ser oídos en todo caso si hubieran alcanzado dicha edad. Los pasos esenciales en materia de divorcio contencioso son las siguientes:

  1. Juzgado competente para el divorcio contencioso: La demanda de divorcio contencioso se podrá presentar en el Juzgado de Primera Instancia del lugar del domicilio conyugal. A falta de estos, podrá ser el Juzgado del lugar donde se encuentre el demandado o el de su última residencia.

  2. Tipo de procedimiento judicial: Tanto si hay hijos menores como si no los hay, las demandas de divorcio contencioso se tramitan como Juicio Verbal, un tipo de procedimiento que se dilata en el tiempo.

  3. Presentación de demanda de divorcio contencioso: Para iniciar el procedimiento contencioso de divorcio deberás presentar una demanda de divorcio acompañada de los siguientes documentos:

  • Certificación de inscripción del matrimonio.

  • Certificación de nacimiento de los hijos.

  • Documentos que fundamente tu pretensión de divorcio.

  • Si solicitas medidas patrimoniales, documentos que acrediten la situación económica de los cónyuges y de los hijos (nóminas, títulos de propiedad, certificados bancarios…).

¿Cómo se contesta una demanda de divorcio contencioso?

El cónyuge demandado deberá contestar a la demanda en el plazo de 20 días hábiles desde el día siguiente a la notificación de demanda. Cuando haya hijos menores en común, también se dará traslado de la demanda al Ministerio Fiscal para su contestación. Ante la demanda de divorcio, el cónyuge demandado podrá elegir las siguientes opciones:

  • No contestar la demanda sin causa justificada, ni personarse en el procedimiento (rebeldía). En este supuesto, se entiende que admite lo alegado por el cónyuge demandante.

  • Personarse en el proceso pero no contestar. Aunque no conteste a la demanda, el cónyuge demandado podrá personarse para conocer las medidas que el Juez adoptará en relación con la pensión de alimentos, guardia y custodia, uso de la vivienda familiar…

  • Allanarse a la demanda. Es decir, aceptar las medidas solicitadas por el cónyuge demandante.

  • Contestar a la demanda. El cónyuge demandado alega todo lo que estime oportuno frente a lo que pretende el cónyuge demandante.

  • Contestar y Reconvenir. El cónyuge demandado al contestar podrá solicitar sus propias pretensiones.

Contestada la demanda, se citará a las partes para la celebración del juicio. En el juicio, ambas partes defenderán su postura y se realizarán las pruebas propuestas y por ultimo se dicta la sentencia judicial de divorcio contencioso. Sentencias que son dictadas por el Juez, decretando divorcio y establece las medidas adecuadas sobre los aspectos económicos y personales que regirán después del divorcio.

En conclusión, el divorcio de mutuo acuerdo es la opción más recomendable para las parejas que buscan una solución rápida y pacífica a su situación matrimonial con hijos. Sin embargo, si no es posible llegar a un acuerdo, se puede optar por el divorcio contencioso.

En cualquier caso, siempre es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado para garantizar que se defiendan los intereses de todas las partes involucradas, especialmente los de los hijos.

¿Qué pasa con la vivienda familiar o hipoteca en caso de divorcio?

Uno de los aspectos más importantes a considerar durante un proceso de divorcio es el destino de la vivienda familiar y la hipoteca.

  1. En el caso del divorcio de mutuo acuerdo, las parejas pueden acordar de forma conjunta quién se queda con la vivienda y cómo se asumirán las obligaciones de la hipoteca. En algunos casos, se puede optar por la venta de la propiedad y la distribución equitativa de los beneficios.

  2. En el caso del divorcio contencioso, el destino de la vivienda y la hipoteca se decidirá en el juicio. El juez tomará en cuenta diversos factores para determinar quién se queda con la propiedad y cómo se asumirán las obligaciones de la hipoteca. En general, se busca garantizar la estabilidad de los hijos y el bienestar de ambas partes.

  3. En caso de hipoteca, las dos personas deberán pagar las cuotas mensuales, la única posibilidad para que uno de los cónyuges quede liberado de sus obligaciones hipotecarias es que se otorgue una escritura de novación por la que el Banco admita que desaparezca uno de los deudores hipotecarios o bien que se cancele el préstamo. Si el banco no aceptara la novación, se podría realizar la subrogación de la hipoteca en otro banco para poder cambiar esta hipoteca de banco.

La importancia de contar con un abogado de familia experto

Es importante tener en cuenta que cada caso es único, por lo que es fundamental contar con la asesoría legal de abogados expertos en derecho de familia. Ellos podrán guiar a las parejas en la toma de decisiones y garantizar que se defiendan los intereses de todas las partes implicadas en el proceso de divorcio.

Los divorcios son procesos complicados y en algunos casos traumáticos para alguna de las partes. Además, las rupturas tiene fuertes efectos patrimoniales y familiares, especialmente si hay hijos en común para los excónyuges.

Si te encuentras en situación de separación o iniciando un divorcio, puedes contar con el asesoramiento de Kubo Legal; nuestra amplia experiencia te ayudará a afrontar la mejor solución posible para tus intereses.

 

Escribe tu comentario





Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para gestionar tu visita en la página, para recoger información sobre tu navegación y mejorar nuestros servicios y el funcionamiento de la página web. En cualquier caso, entre otros derechos siempre podrá cambiar su decisión y oponerse al tratamiento. Consulte los derechos que le asisten y la política completa aquí.

ACEPTAR DENEGAR