consejos-para-negociar-tu-deuda

Consejos para renegociar tu deuda

16/03/2021 | CONSEJOS

Te queremos dar los mejores consejos para negociar tu deuda, estar endeudado nunca ha sido una situación para nada cómoda. A la hora de pagar un producto o servicio, muchas empresas ofrecen una posible financiación que nos ayude a facilitar la compra.

No obstante, el tiempo avanza y los cambios ocurren, en ocasiones para mal. Perdemos un trabajo, nos aparecen gastos inesperados, la economía se hunde y, para cuando nos damos cuenta, nuestras finanzas se quedan en negativo. Llegados a este punto, solo tenemos dos opciones: rehuir el problema (nota: el problema siempre te acaba alcanzando) o afrontarlo de cara. Por ello, hoy vamos a hablar del proceso de renegociar una deuda y darte los mejores consejos para negociar tu deuda.

¿CÓMO HAS LLEGADO A ESTA SITUACIÓN?

Antes de iniciar un proceso de renegociar una deuda, es muy aconsejable ser críticos con nosotros mismos y reconocer qué hechos son los que nos han traído a esta situación. Saber qué es lo que ha ocurrido para que no seamos capaces de afrontar nuestras deudas nos ayudará a analizar las soluciones más viables y posibles planes de pagos a futuro.

Es importante que seamos objetivos y, si estamos en esta situación porque no tuvimos cuidado a la hora de endeudarnos, hagamos un proceso de reflexión. Si por el contrario todo esto se debe a cambios inesperados, como pudo ser una pérdida de empleo o una crisis económica, tampoco debemos caer en el error de desentendernos de la deuda por no ser nuestra culpa. Al fin y al cabo, sea por el motivo que sea, tenemos que afrontar dicha situación y buscar soluciones.

CONSEJOS PARA NEGOCIAR TU DEUDA

Llevar a cabo el proceso de renegociar una deuda puede generar cierto temor, pero la verdad es que, si te encuentras en una situación en la que eres incapaz de afrontar todas las deudas, tu mejor opción es llevar a cabo este proceso de renegociación. Al fin y al cabo, a la entidad financiera también le interesa que tú seas capaz de saldar la deuda y recuperar el dinero prestado. Sea que recién hayas entrado en números negativos, o que ya lleves tiempo sin poder pagar cuotas y recibiendo llamadas, lo mejor siempre es sentarse a renegociar y buscar la mejor alternativa.

NO TE CORTES, LLEVA LA INICIATIVA

Si lo que deseas es renegociar una deuda y mejorar tus condiciones y plazos de pago, no esperes a que las entidades empiecen a contactar contigo exigiendo el pago de dichas deudas. Si te has dado cuenta de que en los próximos meses no vas a ser capaz de afrontar dichos pagos y aún no te ha llamado el banco, lo mejor que puedes hacer es demostrar tu buena fe de que deseas de todas maneras cumplir con lo acordado. Para ello, sé el primero en ponerte en contacto y proponer una renegociación de la deuda. Esto te ayudará a que la entidad tienda a ser más flexible en el proceso de negociación y puedas ajustarte a un plan de pagos más cómodo.

SÉ REALISTA Y AJÚSTATE A CONDICIONES ASUMIBLES

Ten claro lo que puedes y no pagar. Al renegociar una deuda, tienes que hacerlo en base a la situación en la que te encuentres y los ingresos que percibas. Es preferible evitar renegociar tu deuda en base a expectativas de futuro, tales como estar a la espera de que te contraten en un puesto de trabajo.

Por supuesto tampoco busques renegociar tu deuda mediante la solicitud de otro préstamo en una entidad diferente. Esto lo único que conseguirá es darte un poco más de tiempo para pagar a costa de incrementos muy altos en el monto a devolver, por lo que no debe volverse una de tus opciones a valorar.

PRIORIZA TUS DEUDAS Y PAGA LO IMPORTANTE

Cuando te encuentres en la situación de tener que pagar simultáneas deudas a la vez, deberás valorar cuales tienen mayor importancia. Aquellas en las que hayas aportado avales o te vayan a generar grandes intereses por demora serán aquellas que deberás renegociar primero. Serán estas las que tengan una mayor repercusión por impago, que pueden acabar en embargos y complicados procesos judiciales.

Valora si puedes destinar el presupuesto de una deuda con menor relevancia a una que tengas que saldar cuanto antes, lo que te permita quitártela lo más pronto posible. En el momento que decidas ir a renegociar una de estas deudas, si cuentas con un mayor presupuesto para destinarle más flexibilidad tendrás también para reajustar tus cuotas.

CONSULTA LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

Por si nunca has oído de esta ley, existe. Es una ley destinada a ayudar a aquellos quienes se encuentran teniendo que hacer frente a deudas que no son capaces de pagar. Si tu intención es pagar honradamente la deuda que tienes hacia una entidad financiera pero tus ingresos son insuficientes para pagar la cuantía, la Ley de Segunda Oportunidad te ofrece la posibilidad de perdonar dicha deuda y poder empezar de nuevo sin dicha carga.

El procedimiento para solicitar acogerse a esta ley incluye la obligación de llevar a cabo un intento de renegociación con la empresa a la que le debes. Si después de reunirte con la entidad financiera e intentar renegociar la deuda no se llega a ningún acuerdo, la Ley de Segunda Oportunidad podrá aplicarse y eliminar tu obligación de pagar dicha deuda.

CONTACTA CON ESPECIALISTAS EN EL TEMA

No olvides que existen muchas empresas especializadas en temas financieros que te pueden ayudar a renegociar tu deuda, así como reducirla o incluso anularla si se está cometiendo algún tipo de abuso. Estas empresas cuentan con un gran equipo de expertos especializados en la materia, que conocen en profundidad todos los aspectos legales que puedan beneficiarte en tu caso.

Escribe tu comentario



Rafa
Grandes consejos! Gracias.
2021-03-16 12:45:22