Ley de Segunda Oportunidad
Obtén una nueva perspectiva financiera

Puedes cancelar hasta el
100% de tus deudas

Inscritos en
el Registro de Mediadores
del Ministerio de Justicia
Ministerio de Justicia

La ley de segunda oportunidad en España representa un faro de esperanza para muchos. Al comprender a fondo sus disposiciones, podemos guiarte paso a paso hacia una liberación efectiva de tus deudas.

¿Qué es la Ley de la
Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad es una normativa legal que, como su nombre indica, fue diseñada para brindar una nueva oportunidad a personas físicas, tanto particulares como autónomos, que se encuentran en situación de insolvencia económica, permitiéndoles liquidar total o parcialmente sus deudas.

Está regulada por la Ley 25/2015 de 28 de Julio que entró en vigor el 30 de Julio de 2015 y modificada por la Ley 16/2022, de 5 de septiembre, que entró en vigor el 26 de septiembre de 2022.

La Ley de Segunda Oportunidad (LSO) ofrece un nuevo comienzo para personas físicas, tanto particulares como autónomos, que se encuentran en una situación financiera insostenible.

Esta Ley exonera deudas a particulares y autónomos por no disponer de los activos o patrimonio suficientes para hacerles frente.

Se trata de un proceso concursal de persona física donde podemos alcanzar la cancelación completa de las deudas o un buen acuerdo con los acreedores.

Marco legal de la Ley de la Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad se aprobó en España en el año 2015 y está regulada en la Ley 25/2015, entrando en vigor el 30 de julio de 2015, con el objetivo de facilitar una solución legal a las personas sobre-endeudadas, para que puedan rehacer su vida sin tener que arrastrar sus deudas de forma indefinida. Es decir, dándoles una segunda oportunidad para volver a empezar.

El 26 de septiembre de 2022 entra en vigor la reforma de la Ley Concursal TRLC desencadenada por la Unión Europea para homogeneizar la normativa sobre reestructuraciones e insolvencia en Europa, o sea, el derecho a una Segunda Oportunidad.

La nueva ley Concursal configura un procedimiento de segunda oportunidad más eficaz, que permite la exoneración de deudas contra la AEAT y la Seguridad Social, posibilita la exoneración sin liquidación del patrimonio y suprime la fase extrajudicial.

Evaluación de la situación


Somos abogados expertos en la
Ley de Segunda Oportunidad


¡SOLICITA UNA CONSULTA
GRATUITA Y SIN COMPROMISO!

¿Cuáles son las deudas que pueden ser incluidas
en la Ley de Segunda Oportunidad?

Si te acoges a la Ley de la Segunda Oportunidad, tras la reforma que se llevó a cabo en el 2022, estas son las deudas que puedes cancelar con la Ley:


  • Préstamos
  • Hipotecas
  • Microcréditos
  • Facturas
  • Tarjetas de crédito
  • Deudas con proveedores
  • Deudas con Seguridad Social, hasta 10.000 euros
  • Deudas con Hacienda, hasta 10.000 euros


¿Qué deudas no se pueden cancelar con la
Ley de Segunda Oportunidad?

Puedes cancelar la mayoría de deudas, tanto parcial como totalmente.
Pero existen algunas excepciones:

  • Pensión de alimentos hasta el límite de importe fijado por el juez.
  • Deudas causadas por delitos penales y por responsabilidad fuera de contrato.
  • Las responsabilidades adquiridas en el nuevo programa de pagos.
  • Deudas públicas que superan el límite legal de 10.000 euros.
  • Deudas por responsabilidad civil extracontractual, por muerte o daños personales, así como indemnizaciones por accidente de trabajo o enfermedad profesional.


¿Qué tipos de deudas hay en la
Ley de Segunda Oportunidad?

Cada tipo de deuda tiene un tratamiento específico bajo la Ley de Segunda Oportunidad:



DEUDAS PRIVADAS

Son esos compromisos financieros con bancos, instituciones financieras, compañías de telecomunicaciones, particulares... En otras palabras, todas las obligaciones económicas que no sean con la Administración Pública. Si se cumplen los requisitos necesarios, es posible liquidar incluso el 100% de la deuda.


DEUDAS PÚBLICAS

Las deudas más comunes con las entidades públicas de Hacienda o Seguridad Social. Solo se podrá exonerar hasta 10.000 euros por administración.





¿Existe una deuda mínima para acogerse a la
Ley de Segunda Oportunidad?

La respuesta es NO, no existe un importe mínimo requerido para acceder a la Ley de Segunda Oportunidad.

Sin embargo, según nuestros expertos en derecho concursal, únicamente se recomienda el procedimiento a personas que tienen deudas cuyos importes superen los 10.000 euros en total. Si la deuda es inferior a ese importe, a pesar de cumplir con los requisitos, el coste asociado al proceso no resultaría tan beneficioso para el cliente. De manera que el importe en la ley de segunda oportunidad se consideraría a partir de 10.000€ de deuda.

Es decir es que aunque la ley no marca un importe exigible, debemos acumular un importe mínimo de 10.000€ en deudas, para que la ley de segunda oportunidad sea la mejor opción.

En caso de que tu deuda no alcance los Importes de la Ley de Segunda Oportunidad, nuestros expertos en deuda pueden asesorarte igualmente.


No importa el valor de tu deuda, pregúntanos sin compromiso

Nuestros abogados expertos en la
Ley de Segunda Oportunidad
te asesoran y acompañan
durante todo el proceso.

¡Solicita una consulta
gratuita y sin compromiso!

Cambios con la nueva
Ley de Segunda Oportunidad

La reforma de la Ley Concursal aprobada por el Congreso de los Diputados en septiembre de 2022 afecta directamente a la Ley de la Segunda Oportunidad en:

  • Relación de deudas exonerables. Las deudas contra la AEAT y la Seguridad Social pueden ser exoneradas con un máximo de 10.000 euros cada uno.
  • Posibilidad de exoneración sin liquidación previa del patrimonio del deudor, permitiendo así que el deudor conserve su vivienda habitual y sus activos empresariales.
  • Desaparece la fase extrajudicial. De manera que se prescinde del Notario y del Mediador, por lo que el proceso se abarata y se pasa directamente a la fase de concurso en el Juzgado de lo Mercantil.
  • El concurso debe estar resuelto en el plazo de 12 meses, con lo que el proceso es mucho más rápido.

Entender a fondo la ley de la segunda oportunidad para particulares es el primer paso hacia la recuperación financiera. Nuestros expertos están aquí para asegurarse de que aproveches al máximo las oportunidades que esta ley te ofrece.

Ventajas de la
Ley de Segunda Oportunidad

Eliminación
de deudas

Eliminación de deudas

Puedes recibir
la exoneración total o parcial
de las deudas.

Empieza
de cero

Empieza de cero

Te da la oportunidad de
reconstruir y recuperar
tu vida financiera.



además de cancelar tus deudas por ley:

Recupera tus
tarjetas de crédito

Recupera tus tarjetas de crédito

Tienes derecho a
recibir crédito
de nuevo.

Olvídate de
las llamadas

Olvídate de las llamadas

Tus acreedores
dejarán de acosarte.

Sal de
Asnef

Sal de Asnef

Borra tu nombre de los
ficheros de morosidad.

Conserva
tus bienes

Conserva tus bienes

Sin necesidad
de liquidar tu patrimonio.

Suspende
embargos
y ejecuciones

Suspende embargos y ejecuciones

Una vez
iniciado
el procedimiento.

Paraliza
Intereses

Paraliza intereses

El importe de
tu deuda no crece

Otros beneficios de la
Ley de Segunda Oportunidad

además de las ventajas mencionadas podríamos destacar:

  • Protección: Una vez que presentas la solicitud de cancelación de deudas, el juez te protege de las reclamaciones de los acreedores y no te pueden seguir acosando para que pagues.
  • Los intereses no aumentan: Una vez que el procedimiento se pone en marcha, los intereses quedan congelados y no se realizan más recargos. Con independencia de lo que ocurra finalmente, durante este tiempo la deuda no se hará más grande. En el caso de los autónomos, esta ventaja conlleva que puedan continuar con su actividad sin miedo a que las deudas sigan creciendo y hagan que la situación se agrave.
  • No perder la vivienda: Con la entrada en vigor de la nueva normativa en 2022, el deudor podrá mantener su vivienda habitual siempre que se elabore un plan de pagos para satisfacer parte de la deuda no cancelada.
  • Cancelar tus deudas para siempre: La mayor ventaja de la Ley de Segunda Oportunidad es la posibilidad de cancelar todas las deudas pendientes con todos los acreedores de manera definitiva sin pagarlas.
  • Cancelación de deudas públicas: ahora también puedes cancelar tus deudas con la Agencia Tributaria y con la Seguridad Social.

Desventajas de la
Ley de Segunda Oportunidad

Como desventajas de la Segunda Oportunidad destacamos:

  • Debe haber más de dos acreedores: si se tienen deudas con un único acreedor, por muy altas que sean, no podrás beneficiarte de este mecanismo.
  • No puedes cancelar deudas derivadas de pensiones alimentarias o de responsabilidad extracontractual. Y las deudas con la Seguridad Social y con Hacienda a partir de los 10.000 euros, tampoco se pueden eliminar de forma directa, pero sí a través de un plan de pagos.
  • No puedes acogerte a esta ley si has cometido delitos socio-económicos.
  • Tus datos se incluirán en el Registro Público Concursal
  • Existe un límite temporal para acogerse a esta ley: No podrás acogerte a esta Ley si ya lo hubiera hecho en los últimos cinco años.

Cancelación de deudas y
Nueva Oportunidad Financiera

A partir de la reforma de la Ley de Segunda Oportunidad aprobada en septiembre de 2022, la cancelación de deudas se convierte en Derecho y no solo en beneficio. Seguramente, desde su incorporación, el EPI ha sido uno de los mecanismos más relevantes introducido por la Ley de Segunda Oportunidad, el cual le permite a la persona deudora e insolvente que actúa de buena fe, anular totalmente las deudas que le sean impagables dada su situación.

En definitiva, el EPI significa una segunda oportunidad para las personas físicas que se encuentran en situación de sobreendeudamiento o insolvencia, que podrán volver a empezar, sin que las deudas acumuladas le impidan hacer negocio o volver a ser solvente



Una vez finalizado el proceso, existen varias posibilidades:

Cancelación total

Cancelación
Total

Permite la exoneración del 100% de las deudas. Todas las deudas serán canceladas por ley y el deudor no tendrá que hacerse cargo de ellas.
Cancelación parcial

Cancelación
Parcial

Está sujeta a un plan de pagos, pero evita la enajenación de los bienes siempre que se satisfaga una parte de los créditos.



Requisitos para acogerse a la
Ley de Segunda Oportunidad

Persona física o autónomo

Persona física o autónomo

Para obtener el beneficio de la liberación legal de las deudas, se requiere que el deudor sea una persona física: particular o autónomo. Es decir, no se trata de una ley aplicable a empresas o personas jurídicas.

Cuando nos referimos a "particular" hablamos de cualquier persona física que no tenga un negocio, como por ejemplo los empleados, jubilados y desempleados.

Por otro lado, cuando hablamos de "autónomo" nos referimos a las personas que trabajan por cuenta propia.

Hasta que llegó esta ley en 2015 podríamos decir que existía cierta desventaja de particulares y autónomos, en relación a las empresas, ya que en caso de insolvencia, éstas podían presentar concurso de acreedores y empezar de cero, mientras que las personas físicas no podían hacer nada..

Estar en situación de insolvencia

Estar en situación de insolvencia

Se considera insolvente a aquellas personas que no pueden cumplir con sus obligaciones económicas o deudas. En la aplicación de la LSO, se incluye a personas que anticipan que no van a poder cumplir con sus obligaciones de pago en el corto plazo.

Insolvencia Actual

Según el artículo 2.2. del Texto Refundido de la Ley Concursal (TRLC), se considera en estado de insolvencia actual a aquella persona que no puede cumplir regularmente con sus obligaciones exigibles. En resumen, se refiere a alguien que ya ha dejado de pagar.

Insolvencia Inminente

El artículo 2.3. del mismo texto legal incluye la opción de la insolvencia inminente, es decir, cuando el deudor prevé que no podrá cumplir regularmente con sus obligaciones en un futuro próximo. En otras palabras, la persona está al día con los pagos en este momento, pero no podrá hacerles frente en un futuro cercano.

Una vez el deudor se declara insolvente, se investigará su situación económica, laboral y social para determinar su insolvencia. No cualquiera puede declararse insolvente.

Actuar de buena fe

Actuar de buena fe

El artículo 486 de la Ley Concursal establece que solo las personas que demuestren buena fe podrán acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad. De esta decisión se encarga el juez, pero para demostrarlo, nos encontramos con una serie de exigencias:

  • No haber sido condenado en sentencia firme por delitos contra la Hacienda Pública, Seguridad Social, derecho de los trabajadores, falsedad documental, delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, con penas iguales o superiores a tres años.
  • No haber recibido castigo mediante una decisión administrativa firme por cometer faltas tributarias muy graves, de seguridad social o del orden social.
  • Que en el concurso no sea declarado culpable y que no se incumplan los deberes de información y colaboración con respecto al juez y al administrador concursal.
  • Que no haya proporcionado información falsa o engañosa, con un comportamiento temerario o negligente al tiempo de contraer deudas.

Las condiciones específicas que impiden beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad se encuentran establecidas en el artículo 487 de la Ley Concursal.
De manera que si has cometido ciertos delitos como extorsión, estafa (a menos que sea considerado un delito menor), ocultación de bienes, fraude fiscal, entre otros, no podrás acogerte a esta ley.

Condiciones adicionales

Condiciones adicionales

Otros requisitos para solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho son:

  • No haber llegado a una exoneración mediante un plan de pagos previamente.
  • Que hayan pasado al menos cinco años desde una resolución previa que hubiera concedido la exoneración con liquidación de la masa activa.
  • Que haya al menos dos acreedores. Esto se debe a la naturaleza misma del concurso como institución jurídica.


¿Quién puede acogerse a la
Ley de Segunda Oportunidad?

Todas las personas físicas, particulares o autónomos, que hayan actuado de buena fe y se encuentren en situación de insolvencia o prevén que no van a ser capaces de hacer frente a sus deudas en un futuro cercano.

Algunos de los requisitos más importantes para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad son:

  • Haber obrado de buena fe.
  • Encontrarse en situación de insolvencia para hacer frente a las deudas en el presente o en un futuro inmediato.
  • No tener antecedentes penales del pagador en delitos socioeconómicos.

Para optar por esta ley, el deudor debe cumplir una serie de requisitos que tienen como objetivo verificar y demostrar que ha actuado correctamente y sin malas intenciones, para ello se tendrá en cuenta lo siguiente:

  • Que no haya sido condenado por delitos socioeconómicos, patrimoniales o de falsedad documental en los 10 años anteriores.
  • Que acepte ser incluido en el Registro Público Concursal, para que aquellos acreedores que tengan interés legítimo puedan averiguar la situación en la que se encuentra.
  • Que el concurso no sea culpable. Es decir, que la situación de insolvencia no se ha producido mediando dolo o culpa grave.
  • Que no haya mentido sobre la situación de insolvencia y no ha ocultado documentación relevante para el procedimiento.
  • Que no se haya acogido a este procedimiento en los últimos 5 años.
  • No debe superar los cinco millones de euros de deuda.

¿Cumples con estos requisitos?

Puedes cancelar hasta
el 100% de tus deudas

¡NOSOTROS TE AYUDAMOS!


Paso a paso para acogerse a la
Segunda Oportunidad

Fase 1
Evaluación de la situación

Evaluación de
la situación

Se analiza la situación financiera del deudor y si cumple con los requisitos para acogerse a la LSO
Asesoramiento legal

Asesoramiento legal

Al firmar el contrato con Kubo Legal, el abogado especializado orienta sobre el proceso y los pasos a seguir
Preparación de la documentación

Preparación de la
documentación

Se aporta toda la documentación requerida para que nuestros abogados puedan redactar la demanda
Fase 2
Existen dos opciones para presentar
el concurso voluntario:

Exoneración
de la deuda

Aplica por inexistencia de bienes o por bienes con valor inferior al de las deudas

Liquidación con
plan de pagos

Se da cuando el deudor tiene un nivel de ingresos alto o desea conservar su vivienda habitual, por lo que la deuda se exonera parcialmente y se establece un plan de pagos para la que queda pendiente.
Administrador concursal

Administrador
concursal

Figura clave en esta modalidad ya que estudia y verifica la situación económica del deudor, además es el encargado de supervisar y controlar el proceso de reestructuración de las deudas
Abogado redacta y envía
la demanda al juzgado


Auto del juez

AUTO

El juez emite el documento en el que comunica la admisión de la demanda
EPI

EPI (Exoneración del
Pasivo Insatisfecho)

Se concede la exoneración inmediata y definitiva
de hasta el 100% del total de las deudas
 
Comunicar el EPI

Comunicar el EPI
a los acreedores

El beneficiario del EPI debe enviar una carta y el auto a
sus acreedores informando la decisión del juez
EPI Provisional

EPI Provisional

Se determina el plan de pagos aprobado por el
administrador concursal y el juez, que se adapta a
la capacidad financiera del deudor
Cumplimiento del plan de pagos

Cumplimiento del
plan de pagos

El deudor debe cumplir estrictamente el compromiso de
pago o correrá el riesgo de que sea revocado el beneficio

Asesoramiento Legal en la
Ley de Segunda Oportunidad

Antes de poner en marcha este procedimiento, es conveniente asesorarse adecuadamente. Saber de antemano qué resultados puedes obtener, cómo presentar correctamente la solicitud y qué deudas incluir en ella.

El contenido de la solicitud debe ser detallado y claro para informar muy bien sobre la situación personal que se atraviesa, así como de las deudas e ingresos con los que se cuenta. Por ello será necesaria la aportación de bastante documentación.

Elaborar bien esta solicitud es muy importante, puesto que si no se realiza correctamente ni con toda la información puede dar lugar a que se inadmita, de manera que no se podría acoger a la Segunda Oportunidad.

En consecuencia, es crucial estar bien asesorado por profesionales como los de Kubo Legal para evitar que la información, datos y documentos que se aportan con la solicitud resulten insuficientes, de manera que pueda dar lugar al rechazo o inadmisión.



También puedes tramitar la Ley de Segunda Oportunidad en:

Muchas personas están siendo beneficiadas por la Ley...

Caso real de Alejandro
Caso real de Jonathan
Caso real de Monica
Caso real de Sergio
Caso real de Teresa y Nazario

Documentación necesaria para solicitar la
Ley de Segunda Oportunidad

Datos identificativos

Datos
identificativos:

  • Estado civil
  • Si tienen hijos
Datos de bienes o activos

Datos
de bienes o activos:

  • Cuentas bancarias
  • Propiedades o inmuebles
  • Información que denote la
    condicion financiera del deudor
Datos de los acreedores

Datos
de los acreedores:

  • Registro de todos
  • El monto de la deuda de cada uno
  • Toda la información que refleje
    la situación de la deuda


Importancia de contar con un abogado
especializado para guiar en el proceso

Esta legislación ha sido creada para brindar una vía de escape a personas sobre-endeudadas. Sin embargo, aprovecharla de manera efectiva y exitosa requiere un conocimiento profundo de las complejas regulaciones y procedimientos legales implicados.

Es muy importante presentar la solicitud de Segunda Oportunidad respaldado por un despacho de abogados expertos en la materia. De lo contrario, no tendrás la garantía de que se haya procedido correctamente y podrían llegarte ejecuciones de embargo y citaciones de juicio monitorio.

Un profesional especializado te ayudará a garantizar que tus derechos están protegidos y a obtener la mejor estrategia para resolver el endeudamiento de manera efectiva.


El equipo de Kubo Legal cuenta con el conocimiento y experiencia necesarios para analizar tu situación y brindarte una visión clara de tus opciones legales.

Evaluación de la situación


Nuestros abogados son expertos en la
Ley de Segunda Oportunidad

¡SOLICITA UNA CONSULTA GRATUITA Y SIN COMPROMISO!


Cómo funciona la ley de segunda oportunidad es una pregunta común entre nuestros clientes. En Kubo Legal, nos comprometemos a despejar todas tus dudas y a ofrecerte un camino claro hacia la libertad financiera. Contáctanos hoy para descubrir cómo podemos ayudarte a aprovechar esta ley a tu favor.



Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes

La Ley de Segunda Oportunidad es una normativa legal que ofrece a las personas físicas la posibilidad de liberarse de deudas que se han vuelto insostenibles. Ofrece una oportunidad para comenzar de nuevo financieramente. Al acogerse a esta ley, los deudores pueden presentar una solicitud ante el tribunal competente para iniciar un proceso de exoneración de deudas.

La Ley de la Segunda Oportunidad es una normativa legal que, como su nombre indica, fue diseñada para brindar una nueva oportunidad a personas físicas, tanto particulares como autónomos, que se encuentran en situación de insolvencia económica, permitiéndoles liquidar total o parcialmente sus deudas.

Está regulada por la Ley 25/2015 de 28 de Julio que entró en vigor el 30 de Julio de 2015 y modificada por la Ley 16/2022, de 5 de septiembre, que entró en vigor el 26 de septiembre de 2022.

Sí, la Ley de Segunda Oportunidad es una ley vigente y establecida en el sistema legal de muchos países, incluyendo España, y ha brindado oportunidades de alivio financiero a miles de familias durante muchos años.

Nuestros abogados expertos en la
Ley de Segunda Oportunidad
te asesoran y acompañan
durante todo el proceso.

¡Solicita una consulta
gratuita y sin compromiso!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Puedes consultar nuestra política de cookies.