Accidente-laboral-trabajo-reclamacion

Guía completa sobre qué se considera un accidente laboral

24/04/2024 | Laboral

¿Has sufrido un accidente laboral y estás buscando información sobre cómo reclamar una indemnización? En este post, te brindamos una guía completa sobre qué se considera un accidente de trabajo, los tipos de accidentes laborales, los criterios para determinar un accidente de trabajo y cómo presentar una reclamación de indemnización. Nuestro objetivo es proporcionarte la información necesaria para que puedas tomar decisiones informadas y buscar la asesoría legal adecuada en caso de necesitarla.

¿Qué se considera un accidente laboral?

Lo primero de todo, debes tener en cuenta que cada caso es único y puede requerir de un asesoramiento legal específico para determinar las acciones que se pueden llevar a cabo.

Dentro del ámbito de protección de nuestro Sistema de Seguridad Social, se contemplan dos tipos de contingencias: las comunes y las profesionales. Las contingencias comunes son aquellas que ocurren fuera del entorno laboral, mientras que las profesionales están relacionadas con la prestación de servicios en el trabajo. En este contexto, un accidente laboral se refiere a una lesión corporal sufrida por un trabajador como resultado directo de su actividad laboral.

Según lo establecido en nuestra Ley General de la Seguridad Social, para que un accidente sea considerado laboral, deben cumplirse los siguientes requisitos:

  1. Debe haber una lesión corporal, es decir, el accidente debe causar un daño físico al trabajador.
  2. Debe existir una relación directa entre el trabajo realizado y la lesión sufrida. Se presume que un accidente ocurrido durante la prestación de servicios es de origen laboral, a menos que se demuestre lo contrario. Sin embargo, existe una excepción conocida como "accidente in itinere", que se refiere a aquellos accidentes que ocurren durante el trayecto de ida o vuelta al trabajo. Estos también se consideran contingencias profesionales.

Tipos de accidentes laborales y su clasificación

Dentro del ámbito laboral, existen diversos tipos de accidentes que pueden ocurrir. Estos accidentes, también conocidos como accidentes propios del trabajo, se pueden clasificar en diferentes categorías:

Accidentes por caídas:

  • Caídas en altura.
  • Caída de objetos.
  • Caídas a distintos niveles, como escaleras, sillas o rampas.

Desgastes por movimientos repetitivos:

  • En ciertos trabajos, las personas están expuestas a realizar la misma operación manual de forma repetitiva en cortos intervalos de tiempo. Esto puede provocar lesiones como tendinitis, síndrome del túnel carpiano o tenosinovitis.

Accidentes por exposición o contacto:

  • Exposición o contacto con temperaturas extremas.
  • Contacto o exposición a la electricidad.
  • Exposición y/o contacto con sustancias químicas.
  • Exposición a radiaciones.
  • Presencia y exposición a gases tóxicos.

Sobreesfuerzos o golpes:

  • Posturas forzadas o movimientos bruscos y/o fallidos.
  • Sobreesfuerzo muscular asociado a la manipulación de cargas.
  • Golpes por o contra objetos.
  • Pisadas, choques o golpes.
  • Traumas por proyección de partículas.

Estos son solo algunos ejemplos de los tipos de accidentes laborales que pueden ocurrir en el entorno de trabajo.

Criterios para determinar un accidente de trabajo

Para determinar si un incidente puede ser considerado como un accidente de trabajo, se deben tener en cuenta los siguientes criterios:

  1. Relación causal: Debe existir una relación directa entre el accidente y el trabajo realizado por el trabajador. Esto implica que el accidente debe haber ocurrido como consecuencia directa de la actividad laboral, ya sea durante la ejecución de tareas asignadas por el empleador o en el cumplimiento de las funciones propias del puesto de trabajo.
  2. Lesión corporal: El accidente debe haber causado una lesión corporal al trabajador. Esto puede incluir desde lesiones físicas evidentes, como fracturas o cortes, hasta lesiones internas o enfermedades causadas por la exposición a condiciones laborales adversas.
  3. Temporalidad: El accidente debe haber ocurrido durante el tiempo en el que el trabajador se encuentra desempeñando sus funciones laborales. Esto incluye tanto el tiempo en el lugar de trabajo, como los desplazamientos necesarios para el cumplimiento de las tareas laborales, como los accidentes 'in itinere'.
  4. Notificación: Es importante que el accidente sea notificado a la empresa o al empleador tan pronto como sea posible. Esto permitirá documentar adecuadamente el incidente y facilitar los trámites necesarios para la reclamación de los derechos correspondientes. Es fundamental contar con pruebas y documentación que respalden la relación causal entre el accidente y el trabajo realizado. Esto puede incluir informes médicos, testimonios de testigos, registros de incidentes, entre otros.En caso de duda sobre si un incidente puede ser considerado como un accidente de trabajo, es recomendable buscar asesoramiento legal especializado para evaluar el caso específico y determinar los derechos y acciones legales correspondientes.

Diferencia entre accidente laboral (o accidente de trabajo) y enfermedad común

La distinción entre un accidente laboral y una enfermedad común es de gran importancia para los trabajadores, ya que tiene un impacto significativo en sus derechos y coberturas. Cuando un trabajador recibe la consideración de haber sufrido un accidente laboral, se le otorgan mayores beneficios y protecciones. Por otro lado, si la lesión corporal se clasifica como una enfermedad común, las coberturas se reducen considerablemente. Es por esto que los trabajadores luchan para que la Seguridad Social o su mutua reconozcan su situación como un accidente laboral.

Pero, ¿sabes cuáles son exactamente las diferencias entre la incapacidad temporal por enfermedad común y la incapacidad temporal por accidente laboral?

La baja por accidente laboral

En primer lugar, es importante mencionar las diferencias en el procedimiento:

  • El trabajador debe acudir lo antes posible al centro asistencial de la mutua a la que pertenezca, llevando consigo un volante asistencial emitido por la empresa. Este documento certifica que el empleado requiere atención médica debido a lo que se presume como un accidente laboral. Debe incluir los datos del trabajador, los de la empresa y una descripción del incidente.
  • El personal sanitario de la mutua realizará una evaluación inicial y planificará un tratamiento para abordar las lesiones físicas y/o psicológicas.
  • La mutua, junto con el médico de cabecera u otros especialistas necesarios para el proceso de recuperación, determinará si el accidente se considera laboral y realizará un seguimiento.
  • Durante el período de baja por incapacidad temporal, el trabajador recibirá una prestación económica.

La baja por enfermedad común

Las enfermedades comunes son aquellas dolencias y lesiones que no están relacionadas con la actividad profesional del trabajador. En cuanto al procedimiento, se caracterizan por:

  • El trabajador debe acudir al médico de cabecera para obtener el parte de baja.
  • El parte de baja debe entregarse a la empresa en un plazo de 3 días a partir de su emisión.
  • Posteriormente, el trabajador debe entregar el parte de alta dentro de las siguientes 24 horas después de recibirlo.
  • La empresa debe informar al Instituto Nacional de la Seguridad Social sobre el parte de baja y el parte de alta a través del sistema telemático RED en un plazo máximo de 3 días hábiles desde que el trabajador los entregó.

¿Qué protección tiene el trabajador que sufre un accidente de trabajo?

Después de sufrir un accidente laboral, es probable que el trabajador no pueda desempeñar sus funciones durante el período de recuperación. Sin embargo, estará protegido en términos de Seguridad Social a través de las siguientes medidas:

  1. Derecho a la asistencia sanitaria: El trabajador recibirá atención médica y el tratamiento necesario para su recuperación.
  2. Derecho a recibir prestaciones de la Seguridad Social: Durante el período de recuperación, si el trabajador no puede trabajar, su relación laboral se suspenderá debido a la Incapacidad Temporal y no se le pagarán salarios. Será la Seguridad Social la que se hará cargo.
  3. Mejoras voluntarias reconocidas en el convenio colectivo: Es posible que, además de la protección brindada por el sistema de Seguridad Social, el convenio colectivo aplicable al trabajador reconozca el derecho a recibir un complemento de Incapacidad Temporal que mejorará la prestación económica y será responsabilidad del empleador.
  4. Seguros colectivos: Si el convenio colectivo establece que la empresa debe suscribir un seguro, en caso de accidente laboral, la compañía aseguradora será responsable de pagar al trabajador la indemnización correspondiente. Estas medidas brindan una protección adicional al trabajador que ha sufrido un accidente de trabajo, asegurando su atención médica, compensación económica y, en algunos casos, beneficios adicionales establecidos en el convenio colectivo o en seguros colectivos. Es importante conocer y ejercer estos derechos para garantizar una adecuada protección y apoyo durante el proceso de recuperación.

Reclamación de accidente laboral

Cuando sufres un accidente laboral, es fundamental que tu empresa tome las medidas adecuadas para garantizar tu seguridad y bienestar. Sin embargo, en algunos casos, las empresas pueden negarse a reconocer que el incidente es un accidente laboral o no llevar a cabo los procedimientos necesarios para brindarte la protección y compensación que mereces. En estas situaciones, es importante que conozcas tus derechos y opciones legales para reclamar lo que te corresponde.

Estas reclamaciones se fundamentan en el principio de Responsabilidad Civil, que establece que el empleador es responsable de garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores. Si un empleado sufre un accidente laboral debido a la falta de medidas adecuadas de seguridad y prevención por parte del empleador, tiene el derecho de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

Una indemnización por accidente laboral puede incluir diversos conceptos, como los gastos médicos incurridos, los salarios no percibidos durante el período de recuperación, así como los daños físicos y psicológicos sufridos. También puede cubrir los costos de tratamientos y terapias de rehabilitación, y en caso de secuelas permanentes o discapacidad, se puede otorgar una compensación acorde a dichos daños.

Es importante destacar que, en caso de necesitar asesoramiento legal, se recomienda consultar con los profesionales de Kubo Legal, quienes podrán brindar la asesoría necesaria y ayudar a demostrar la responsabilidad del empleador en el accidente debido a la falta de inversión en seguridad y prevención de riesgos laborales.

A continuación, se detallan los pasos a seguir para presentar una reclamación de indemnización por accidente laboral:

  1. Busca atención sanitaria y obtén el informe de las lesiones: Lo primero es buscar atención médica adecuada para evaluar y tratar las lesiones sufridas. Es importante obtener un informe médico detallado que documente las lesiones y su relación con el accidente laboral.
  2. Notifica al empresario lo ocurrido y rellena el informe del accidente: Debes informar a tu empleador sobre el accidente laboral lo antes posible. Completa el informe de accidente proporcionado por la empresa, detallando de manera precisa cómo ocurrió el accidente y las lesiones sufridas.
  3. Recopila las pruebas necesarias y contacta con los testigos: Es fundamental recopilar todas las pruebas disponibles que respalden tu reclamación. Esto puede incluir fotografías del lugar del accidente, registros de seguridad, informes médicos, entre otros. Además, si hay testigos presenciales del accidente, asegúrate de obtener sus testimonios por escrito o sus datos de contacto.
  4. Calcula las pérdidas económicas derivadas del accidente: Evalúa las pérdidas económicas sufridas como consecuencia del accidente laboral. Esto puede incluir salarios perdidos, gastos médicos, tratamientos de rehabilitación, medicamentos, entre otros.
  5. Presenta la reclamación por la vía social o judicial: Dependiendo de la legislación y los procedimientos legales aplicables, deberás presentar la reclamación por la vía social o judicial. En algunos casos, es posible resolver la reclamación a través de la vía de conciliación o mediación, mientras que en otros casos puede ser necesario presentar una demanda ante los tribunales.
  6. Consulta con un abogado especializado en derecho laboral para determinar la mejor opción en tu caso.Recuerda que es importante contar con el asesoramiento legal adecuado durante todo el proceso de reclamación para asegurarte de proteger tus derechos y obtener la compensación justa por los daños sufridos en el accidente laboral. En Kubo Legal te podemos ayudar a recuperar tu dinero ¡Llama YA 919 546 500! Estudiamos tu caso de forma gratuita.
Escribe tu comentario





Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Puedes consultar nuestra política de cookies.