Indemnización justa por despido

Indemnización justa por despido: ¿Qué hacer si no la recibes?

23/08/2023 | Laboral

Si te han despedido recientemente y crees que no has recibido una indemnización justa, estás en el lugar correcto. Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la indemnización por despido y cómo asegurarte de recibir lo que te corresponde. Sabemos que es un momento difícil, pero con la información adecuada, podrás enfrentar esta situación con confianza.

Asegurarte de recibir una indemnización justa por despido

Cuando somos despedidos de nuestro trabajo, es normal sentirnos abrumados y preocupados por nuestra situación económica. Sin embargo, es importante recordar que en España existen leyes laborales que protegen nuestros derechos como trabajadores y nos garantizan una indemnización justa en caso de despido.

Conocer bien nuestros derechos y cómo reclamar una indemnización adecuada es fundamental para asegurarnos de recibir lo que nos corresponde. Muchas veces, las empresas intentan aprovecharse de nuestra falta de conocimiento en el tema y nos ofrecen una compensación inferior a la que realmente merecemos.

Hablaremos de los diferentes tipos de despido, los cálculos que se utilizan para determinar la indemnización y los pasos que debes seguir para reclamarla.

¿Qué es la indemnización por despido?

La indemnización por despido es la compensación económica que tiene derecho a recibir un trabajador cuando es despedido de manera injustificada o improcedente por parte de su empleador. Esta indemnización tiene como objetivo compensar al trabajador por la pérdida de su empleo y los perjuicios económicos que esto puede ocasionar.

En España, la indemnización por despido está regulada por el Estatuto de los Trabajadores y varía en función del tipo de despido y la antigüedad del trabajador en la empresa. A continuación, te explicamos los diferentes tipos de despido y cómo se calcula la indemnización en cada caso:

Tipos de despido y cálculo de la indemnización

Clasificación de los despidos según sus motivos:

- Despido por causa objetiva. Es un despido válido, que puede o no ser justificado. Puede haber o no una compensación según la situación. Está regulado en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores.

- Despido Colectivo. Impacta a una gran cantidad de empleados. Sucede en el contexto de un ERE o Expediente de Regulación de Empleo. Resulta en compensaciones económicas.

- Despido disciplinario. Se genera, por ejemplo, debido a razones disciplinarias, por no cumplir con las responsabilidades laborales o por cometer faltas graves, entre otras razones. En realidad, la ley establece siete razones para un despido disciplinario, aunque pueden agregarse las establecidas en los diferentes convenios colectivos. Si el trabajador impugna el despido y se le da la razón, tiene derecho a recibir una compensación económica.

Clasificación de los despidos según la designación del juez después de la impugnación:

- Despido procedente. Sucede cuando hay una razón o justificación válida. Normalmente, no se otorga compensación. Solo se debe indemnizar en caso de despido objetivo o colectivo.

- Despido improcedente. Se trata de un despido que ocurre sin una razón justificada o cuando no se cumplen los requisitos necesarios para llevarlo a cabo. El contrato termina por parte del empleador y da derecho a recibir una compensación económica, siempre y cuando la conciliación no resulte en la reintegración del trabajador.

-Despido nulo. Ocurre cuando existen razones como discriminación, violación de derechos fundamentales y libertades, o cualquier argumento que esté prohibido por la Constitución y las leyes. Por ejemplo, el despido de una mujer embarazada. Es una situación anormal que puede dar lugar a demandas legales y no implica compensación económica, sino la reincorporación al puesto de trabajo.

Despidos con derecho a la indemnización

Los tipos de terminación laboral que otorgan el derecho a recibir una compensación son el despido injustificado y ciertas razones de despido objetivo.

Despido objetivo

La razón por la que se puede despedir a un empleado y darle derecho a indemnización se basa en motivos económicos de la empresa.

De acuerdo al artículo 53 del ET, el empleador debe redactar una carta de despido explicando el motivo y ofreciendo la indemnización correspondiente al empleado.

Sin embargo, durante situaciones excepcionales como la pandemia COVID-19, si la empresa ha aplicado un ERTE, el despido no es válido, incluso si se justifica por razones técnicas, organizativas, de producción o económicas de la empresa.

Despido improcedente

Para que se pueda recibir una compensación por despido injustificado, es necesario que un juez lo declare. En este proceso, si no se menciona un motivo en la carta de despido o si se realiza de forma verbal, el trabajador debe solicitar una conciliación ante los tribunales laborales. El objetivo es intentar llegar a un acuerdo con el empleador en primera instancia. Si no se logra resolver de esta manera, entonces el juez puede dictaminar que el despido fue injustificado.

Cálculo de la indemnización: ¿Cómo se determina el importe justo?

Compensación por despido objetivo

El cese laboral por motivos objetivos resulta en una compensación equivalente a 20 días de sueldo por cada año trabajado, con un límite máximo de 12 mensualidades.

Indemnización por despido improcedente

Si el despido sin justificación ha sido reconocido, recibirás una compensación equivalente a 33 días de salario por cada año trabajado, con un límite de 24 pagos mensuales.

Si tu contrato de trabajo duró menos de un año, la compensación será dividida proporcionalmente para ajustarse al número de meses en los que estuviste empleado.

En el caso de que el contrato comenzara antes del 12 de febrero de 2012, tu compensación sería la suma de 33 días por cada año trabajado (con un límite de 24 meses) desde esa fecha hasta la fecha de despido, más 45 días por cada año trabajado (con un límite de 42 meses) desde el inicio de la relación laboral hasta el 11 de febrero de 2012.

Indemnización por extinción de contrato temporal:

A partir del 1 de enero de 2015, corresponden 12 días de salario por año de servicio.

Los anteriores siguen la siguiente escala:

Hasta el 31/12/2011= 8 días

Desde el 1/1/12 = 9 días

Desde el 1/1/2013 = 10 días

Desde el 1/1/2014 = 11 días

Asesórate por profesionales

Estos son los diferentes tipos de despido que existen en nuestro país, si te encuentras en una de estas situaciones es fundamental contar con el apoyo y la orientación de profesionales que estén familiarizados con ella. Un abogado experto podrá evaluar tu caso y determinar si el despido ha sido realmente injustificado. Además, desde el equipo de Club Kubo Legal te ayudamos a recopilar y presentar la evidencia necesaria para respaldar tu reclamo.

No permitas que un despido injusto te deje sin las compensaciones que mereces. Busca el apoyo de un abogado y asegúrate de recibir tu indemnización. Puedes llamar al 919 546 500 o enviar un correo a consultas@kubolegal.es.

Redactado por uno de nuestros especialistas

Deja tu comentario






Categorías

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Puedes consultar nuestra política de cookies.