Deudas que se cancelan con la Ley de Segunda Oportunidad

¿Qué deudas se pueden cancelar con la Ley de Segunda Oportunidad?

Deudas Cubiertas por la Ley de Segunda Oportunidad

Deudas No Garantizadas

Las deudas no garantizadas son aquellas deudas en las que no se ha proporcionado ningún tipo de garantía o respaldo específico por parte del deudor. Esto significa que, en caso de incumplimiento de pago, el acreedor no tiene un bien o activo específico que pueda ser utilizado como garantía para recuperar la deuda. Algunos ejemplos comunes de deudas no garantizadas son:

  • Préstamos Personales: Los créditos personales o deudas con entidades financieras, pueden ser cancelados mediante la Ley de Segunda Oportunidad.

  • Deudas de Tarjetas de Crédito: Las deudas acumuladas en tarjetas de crédito también pueden ser canceladas bajo esta ley.

  • Deudas Públicas: Como Hacienda y Seguridad Social se pueden cancelar hasta 10.000 euros cada una.

En estos casos, si el deudor no puede pagar la deuda, el acreedor puede tomar acciones legales para intentar recuperar el dinero adeudado, pero no tiene un bien específico que pueda ser embargado o utilizado como garantía.

 

Deudas No Cubiertas por la Ley de Segunda Oportunidad

Deudas Garantizadas

Las deudas garantizadas son aquellas en las que el deudor ha proporcionado un bien o activo como garantía para respaldar el préstamo o la deuda. Esto significa que, en caso de incumplimiento de pago, el acreedor tiene el derecho de tomar posesión del bien o activo garantizado para recuperar la deuda. Algunos ejemplos comunes de deudas garantizadas son las hipotecas, en las que la vivienda se utiliza como garantía. Dependiendo del caso, si te acoges a la Ley de Segunda Oportunidad, puedes mantener tu vivienda.

Si el deudor no puede pagar la deuda garantizada, el acreedor puede ejecutar la garantía y vender el bien para recuperar el dinero adeudado. Es importante tener en cuenta que, en algunos casos, también puede haber un avalista o fiador que asuma la responsabilidad de la deuda en caso de incumplimiento.

Existen algunas deudas que no quedan cubiertas por la Ley de Segunda Oportunidad:

  • Deudas de Manutención Infantil y Pensiones Alimenticias: Las deudas relacionadas con la manutención de los hijos o las pensiones alimenticias no pueden ser canceladas mediante la Ley de Segunda Oportunidad.

  • Multas y Obligaciones Legales: Las multas y otras obligaciones legales no pueden ser canceladas bajo esta ley.

Es fundamental tener en cuenta que, aunque estas deudas no quedan cubiertas por la Ley de Segunda Oportunidad, existen otros mecanismos legales para abordar estas obligaciones, como acuerdos de pago o negociaciones con las autoridades correspondientes.

 

Deudas Empresariales y Personas Jurídicas

Deudas Empresariales y Personas Jurídicas

Las deudas empresariales son las obligaciones financieras que una empresa o negocio adquiere en el curso de su actividad comercial. Estas deudas pueden surgir como resultado de préstamos comerciales, líneas de crédito, facturas pendientes de pago a proveedores, arrendamientos, pagos de nóminas e impuestos, entre otros.

Las deudas empresariales son comunes en el funcionamiento de cualquier empresa, ya que muchas veces se requiere financiación para cubrir gastos operativos, expandir el negocio o invertir en nuevos proyectos.

La Ley de Segunda Oportunidad está diseñada principalmente para personas físicas, de manera que las empresas no entrarían, pero sí los autónomos. Esta ley permite a los empresarios individuales sobreendeudados solicitar la eliminación de sus deudas personales y obtener una nueva oportunidad económica. También las deudas Públicas, con Hacienda y Seguridad Social, se pueden cancelar hasta 10.000 euros cada una.

Si eres autónomo y te encuentras pasando por dificultades financieras, esta Ley puede ser una opción para reestructurar o cancelar tus deudas y tener una nueva oportunidad para recuperarte económicamente. Gracias a la reforma de la Ley de Segunda Oportunidad, si deseas mantener tu negocio, tienes la posibilidad de acceder a la exoneración parcial de tus deudas mediante un plan de pagos, ya que se ha eliminado el requisito de liquidación previa del patrimonio del deudor. Lo que significa que tu patrimonio personal no se pondrá necesariamente en venta para cubrir las deudas.

 

Proceso de Evaluación de Deudas

Análisis de Deudas

En el procedimiento de la Segunda Oportunidad, se realiza un análisis de deudas para evaluar la situación financiera del deudor y determinar si cumple con los requisitos para acogerse a esta ley. Cómo se lleva a cabo este análisis:

  1. Recopilación de información: El primer paso es recopilar toda la información relevante sobre las deudas, incluyendo importes adeudados, acreedores, plazos de pago e intereses, entre otros. También se recopilará información sobre los ingresos, gastos y activos del deudor.

  2. Evaluación de la capacidad de pago: Se analiza la capacidad del deudor para hacer frente a sus deudas. Se revisan los ingresos y gastos para determinar si existen ingresos que puedan destinarse al pago de las deudas.

  3. Análisis de la situación financiera: Se evalúa la situación financiera global del deudor, teniendo en cuenta sus activos, pasivos y patrimonio neto. Esto ayuda a determinar si realmente se encuentra en situación de insolvencia, primer requisito para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

  4. Revisión de requisitos legales: Se verifica si el deudor cumple con el resto de requisitos legales para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

  5. Plan de pagos o liquidación: En función del análisis de deudas y la situación financiera del deudor, se determina si es posible establecer un plan de pagos para reestructurar las deudas.

 

Pros y Contras de Acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Si bien la Ley de Segunda Oportunidad ofrece una tabla de salvación para muchas personas ahogadas en deudas, es importante considerar los pros y contras antes de decidir si es la opción correcta para ti. Entre los beneficios, destaca la posibilidad de cancelar deudas insostenibles y la oportunidad de empezar de nuevo desde un punto de vista financiero. Sin embargo, no todas las deudas son elegibles para ser canceladas (como las deudas de manutención infantil y las multas legales), y el proceso puede tener un impacto en tu crédito a corto plazo. Reflexionar sobre estos aspectos te ayudará a tomar una decisión informada sobre si acogerse a la ley es el paso correcto para ti.

Casos de Ejemplo

Ejemplos de Éxito con la Ley de Segunda Oportunidad

Este fue el caso de Rosa María, una ciudadana de Barcelona de 65 años que gracias a Kubo Legal su vida tomó un giro hacia la libertad financiera. Se encontraba inmersa en una maraña de deudas con las tarjetas de crédito, especialmente con Bankinter y las tentadoras tarjetas revolving de Carrefour, El Corte Inglés, MediaMarkt, que se habían convertido en una carga insostenible.

Rosa María, con una deuda acumulada de casi 53,000 euros, decidió dar un paso al frente y buscar una solución. Kubo Legal, con su equipo especializado, le brindó el asesoramiento y el apoyo necesarios.

Gracias a su ayuda, Rosa María logró no solo cancelar sus deudas, sino también obtener la tan ansiada exoneración. Este logro representó un gran alivio financiero para ella y marcó un nuevo comienzo en su vida.

Escribe tu comentario