exoneracion-pasivo-insatisfecho

Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Del BEPI al EPI

La reforma de la Ley de Segunda Oportunidad ha traído consigo cambios importantes. Uno de ellos tiene que ver con el BEPI, Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, que ahora es conocido como EPI, Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Te contamos en qué consiste y cómo obtenerlo.

Ley de Segunda Oportunidad: Del BEPI al EPI

Introduciendo la Ley de Segunda Oportunidad

Antes de definir qué significa la exoneración del Pasivo Insatisfecho, es importante saber en qué consiste la Ley de Segunda Oportunidad:

Se trata de una herramienta legal que busca ofrecer una solución a personas físicas, ya sean particulares o autónomos, que se encuentran en una situación de insolvencia económica. La ley de Segunda Oportunidad les brinda la posibilidad de obtener un nuevo comienzo financiero al permitirles cancelar sus deudas parcial o completamente.

La mayor ventaja de la Ley de Segunda Oportunidad es la posibilidad de obtener la exoneración de las deudas, lo que significa que una persona endeudada puede quedar liberada de la obligación de pagar ciertas deudas que no puede afrontar debido a su situación económica, pudiendo reconstruir su vida financiera sin la carga de las deudas insostenibles.

Es importante tener en cuenta que la Ley de Segunda Oportunidad está regulada por la Ley 25/2015 de 28 de julio, que entró en 2015, y ha sido modificada por la Ley 16/2022, de 5 de septiembre, que entró en vigor en septiembre de 2022.

Una de las modificaciones llevadas a cabo en la última reforma de la Ley, es el cambio del BEPI (Beneficio de Exoneración el Pasivo Insatisfecho) al ahora conocido como EPI (Exoneración del Pasivo Insatisfecho). La principal diferencia entre ambos es la posibilidad de acceder a la Ley de Segunda Oportunidad sin necesidad de liquidar los activos del deudor previamente. Con esta novedad, el deudor puede tener la posibilidad de conservar la vivienda y otros activos empresariales, al tiempo que se beneficia de la Ley de Segunda Oportunidad para hacer frente a sus deudas.

¿Qué es el EPI y cómo funciona?

La Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI) es un mecanismo legal que permite eliminar las deudas que no se pueden pagar. Para acceder a este beneficio, es necesario acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad. Con la entrada en vigor de esta normativa, cualquier persona que se someta al concurso puede cancelar la totalidad o parte de sus deudas.

Tras la reforma, el procedimiento para someterse a la Segunda Oportunidad también ha cambiado. Antes de 2022, el proceso tenía dos fases. En primer lugar, se requería un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores, presentando la documentación necesaria ante notario o ante el Registro Mercantil (o la Cámara de Comercio en el caso de los autónomos). Si no se lograba llegar a un acuerdo, se iniciaba la segunda fase del procedimiento en sede judicial, conocida como Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho. En esta fase, se eliminaban todas las deudas a través del concurso consecutivo.

Hoy en día, este proceso se ha agilizado y es más fácil acceder a la Exoneración. Primero de todo, no es necesario intentar un acuerdo extrajudicial de pagos. El proceso comienza directamente mediante la solicitud de Exoneración del Pasivo Insatisfecho en el Juzgado de lo Mercantil competente, donde dependiendo de tu caso podrás optar por la Exoneración de la deuda o liquidación por plan de pagos. La última palabra la tiene el juez, que emitirá un auto con la admisión de la demanda.

Formas de obtener la Exoneración del Pasivo Insatisfecho

Tras la reforma de la Ley de Segunda Oportunidad en 2022, existen dos formas de obtener la Exoneración del Pasivo Insatisfecho:

  1. Exoneración con plan de pagos: En esta modalidad, el deudor cancela parte de sus deudas y se compromete a pagar el resto a través de un plan de pagos. Este plan tiene una duración general de 3 años, aunque en ciertos casos contemplados en la Ley Concursal puede extenderse a 5 años. Aunque esta opción implica la exoneración parcial de las deudas, tiene una ventaja importante: permite al deudor mantener sus activos, como su vivienda habitual o su vehículo, sin tener que liquidarlos.

  2. Exoneración total de la deuda: En este caso, al deudor le conceden la exoneración inmediata y definitiva de hasta el 100% del total de sus deudas. Podrá comunicar a sus acreedores que se trata un beneficiario de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho, por lo que la reclamación de sus deudas acaba en ese momento.

Requisitos para obtener el EPI

Para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Ser particular o autónomo con nacionalidad o residencia española: La ley está dirigida a personas físicas, ya sean particulares o autónomos, que sean ciudadanos españoles o residentes en España.

  2. Ser insolvente e incapaz de cumplir con las obligaciones de pago: El deudor debe encontrarse en una situación de insolvencia económica, es decir, no poder cumplir regularmente con sus obligaciones de pago.

  3. No haber sido condenado por delitos socioeconómicos, patrimoniales o de falsedad documental: No se puede acoger a la Ley de Segunda Oportunidad si se ha sido condenado por delitos relacionados con la economía, el patrimonio o la falsedad documental.

  4. Actuar de buena fe en todo el proceso, sin ocultar bienes a su nombre o ponerlos a nombre de terceros: Es importante actuar de manera honesta y transparente durante todo el proceso, sin ocultar bienes propios o transferirlos a nombre de terceros para evitar la responsabilidad de las deudas.

  5. Tener deudas con al menos dos acreedores: Es necesario tener deudas con al menos dos acreedores diferentes para poder acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad. Cumplir con estos requisitos permitirá al deudor solicitar y acceder al beneficio de la Ley de Segunda Oportunidad, obteniendo la posibilidad de cancelar parcial o totalmente sus deudas y obtener un nuevo comienzo financiero.

¿Qué deudas puedo exonerar?

Si te acoges a la Ley de la Segunda Oportunidad, tras la reforma que se llevó a cabo en el 2022, tienes la posibilidad de cancelar diversos tipos de deudas. Estas son algunas de las deudas que puedes exonerar con esta ley:

  • Préstamos

  • Hipotecas

  • Microcréditos

  • Facturas

  • Tarjetas de crédito

  • Deudas con proveedores

  • Deudas con la Seguridad Social, hasta 10.000 euros

  • Deudas con Hacienda, hasta 10.000 euros

Es importante tener en cuenta que estos son solo ejemplos de las deudas que pueden ser incluidas en la Ley de la Segunda Oportunidad. Cada caso es único y las deudas específicas pueden variar. Al acogerse a esta ley, los expertos evaluarán la situación financiera del deudor y se determinará qué deudas pueden ser exoneradas.

Asesórate por expertos

Si cumples con los requisitos, y necesitas ayuda para acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, te recomendamos que busques el asesoramiento de los expertos en Kubo Legal. Ellos tienen el conocimiento y la experiencia necesarios para guiarte a través de todo el proceso y asegurarse de que comprendas los requisitos y pasos involucrados.

Contar con el apoyo de profesionales especializados en la Ley de Segunda Oportunidad te brindará la tranquilidad de saber que estás tomando decisiones informadas y que estás buscando la mejor solución para tu situación particular.

No dudes en comunicarte con ellos llamando al 912 912 327. Solicita una consulta gratuita y sin compromiso para que puedan evaluar tu caso y ofrecerte la mejor orientación posible.

Escribe tu comentario





Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Puedes consultar nuestra política de cookies.