Somos tu mediador
en cualquier situación

Buscamos la mejor solución a tus conflictos
sin necesidad de llegar a juicio

Inscritos en
el Registro de Mediadores
del Ministerio de Justicia
Ministerio de Justicia

¿Qué es y qué hace
un mediador?

Un mediador es un profesional imparcial y neutral cuya función principal es facilitar la comunicación entre las partes en conflicto, con el objetivo de llegar a un acuerdo mutuo y beneficioso. El mediador ayuda a las partes a estudiar cada uno de los puntos en discusión, siempre mirando por los intereses comunes y desde un contexto de neutralidad e imparcialidad, sin influir en las decisiones de las partes.

Es importante saber que el mediador no adopta una decisión tras escuchar a las partes, no toma partido, ni emite juicios sobre las partes involucradas, asegurando un terreno imparcial para la negociación. Actúa como un facilitador del diálogo, promoviendo la comunicación efectiva y ayudando a las partes a explorar posibles soluciones.

¿Cómo puede ayudarte la
mediación en un conflicto?

El objetivo de la mediación es buscar una solución a un conflicto que sea favorable para ambas partes. No es un juicio, ni un arbitraje. Consiste en que un profesional imparcial, el mediador, cree el clima propicio para alcanzar un acuerdo y muestre las vías disponibles para lograrlo.

El acuerdo alcanzado entre las partes es voluntario y tiene la misma validez legal que una sentencia judicial. El acuerdo al que lleguen las partes tendrá carácter vinculante.

La mediación interviene en una amplia gama de áreas, desde conflictos familiares hasta disputas laborales y comerciales. Además, es una opción cada vez más popular en casos de divorcio, herencias, y situaciones donde la preservación de las relaciones es fundamental.



Voluntario

Es un proceso
voluntario

Mediador neutral e imparcial

Con un profesional que
actúa como mediador
neutral e imparcial
.

Buena fe

Donde ambas partes
actúan de buena fe.

Confidencial

Es un proceso
confidencial.





Ventajas de la
mediación

  • Ahorro de tiempo y dinero evitando el proceso judicial
  • Acuerdo mutuamente satisfactorio entre las partes
  • Toda la información, tanto oral como escrita, es confidencial
  • Validez legal del acuerdo y de obligatorio cumplimiento

Mediador

Mediamos por tí
en cualquier conflicto familiar, entre
amigos, compañeros de piso, vecinos...
sin necesidad de llegar a juicio;
más rápido y más barato

¿Cuando se puede usar
la mediación?

Al ser un proceso voluntario siempre que las partes así lo quieran y para las cuestiones relacionadas con el ámbito civil, mercantil, educativo, familiar, intercultural, penal, sanidad, laboral y de consumo. Sin embargo, la legislación no permite la mediación en aquellos asuntos relacionados con la violencia de género o delitos penales de sangre. Conoce a continuación los diferentes tipos de mediación

Mediación
familiar

Mediación familiar

Casos de divorcio, herencias, custodia de hijos o disputas entre miembros de la familia.

Mediación
laboral

Mediación laboral

Conflictos entre empleados, entre empleados y empleadores, y busca restablecer un clima laboral armonioso.

Mediación
comunitaria

Mediación comunitaria

Disputas entre vecinos, organizaciones comunitarias o cualquier situación que afecte la convivencia en una comunidad.

Mediación
escolar

Mediación escolar

Busca resolver conflictos y prevenir el acoso entre estudiantes, docentes o incluso entre padres y personal educativo.

Mediación civil
y mercantil

Mediación civil y mercantil

Casos como: Incumplimientos de contratos, relaciones entre clientes y proveedores, impagos, ámbito mercantil e hipotecario, contratos bancarios, entre otros

Deberes y derechos de las partes relacionadas
con un proceso de mediación

  • Las partes involucradas son las protagonistas en la toma de decisiones y tienen la responsabilidad sobre los contenidos del acuerdo.
  • Toda la información, tanto oral como escrita, es confidencial. Las partes aceptan que esta información no pueda ser aportada como prueba ante el Juez.
  • Las partes deberán aportar toda la información necesaria para que la persona mediadora pueda estudiar los temas en discusión.
  • El cliente debe asistir personalmente a las reuniones de mediación sin que se puedan valer de representantes o intermediarios.
  • Al acabar el proceso, las partes y la persona mediadora firmarán un documento, denominado Acta Final, en el que se recogen todos los puntos del acuerdo.
  • Los intervinientes pueden, cuando lo consideren necesario, solicitar la suspensión del proceso de mediación para hacer consultas a sus abogados o a cualquier otro profesional.
  • Las partes y/o la persona mediadora pueden dar por acabada la mediación cuando se aprecie falta de colaboración en una de las partes.

La mejor mediación contratando
Kubo Legal

Contamos con expertos mediadores inscritos en el registro oficial del Ministerio de Justicia, que te acompañan y asesoran en todo momento para conseguir el mejor acuerdo.

¡Solicita información
sin compromiso!